Posted on

Cómo combinar el sofá con otros asientos en el living

¿Tienes un sofá en tu living pero no sabes con qué acompañarlo?

Butacas, banquetas, poufs o incluso sillas… son solo algunas opciones, pero también es importante la distribución para conseguir un estilo atractivo y acogedor. Mira cómo puedes lograr la combinación perfecta en el siguiente post.

Combina para definir los espacios

Una de las grandes funciones de los asientos del living es delimitar el espacio, sobre todo si al lado está el comedor.

Para eso, puedes apoyar el sofá de mayor tamaño junto a la pared y usar una o dos butacas para cerrar el ambiente y hacerlo más acogedor.

Aprovecha alguna mesa de apoyo o alfombra para definirlo aún más.

Distribuye los asientos en modo abierto: Living en U

Por el contrario, si quieres mantener los espacios comunicados, entonces lo mejor será que optes por un living en U.

Para hacerlo, reserva el muro más largo para tu sofá (ya sea de puede ser de 2 o 3 cuerpos) y ubica una butaca o un sofá pequeño a cada lado, dejando uno de los sectores despejados. Esto será ideal para espacios pequeños que necesitan amplitud visual.

Combinar un sofá en L

Los sofás con forma de L suelen ocupar gran parte del espacio, por lo que debes acompáñalos con piezas livianas, como un sitial bajo, una silla o una banqueta.

Si optas por las sillas, busca opciones de diseño, que aporten un toque especial con sus formas y materiales. ¿Algunas ideas? La silla Swan, la silla Barcelona o la silla Wassily.

Otra opción para los sofás en L es separar sus partes. Muchos de ellos pueden seccionarse, quedando un sofá de tres cuerpos y un pouf que puedes poner en frente y así hacer el espacio mucho más versátil y móvil.

Frente a frente

Si tu living suele ser el lugar de reunión con amigos y familiares, lo mejor será situar, frente a tu sofá, dos sillas o sitiales para favorecer al máximo la comunicación.

  • Ubica la mesa de centro a la misma distancia de todos los asientos y listo.
  • Esta distribución se verá súper acogedora, sobre todo si en alguno de los costados libres hay alguna pieza que quieras enmarcar, como un mueble o una chimenea.